Patologías articulares

La gran mayoría de casos que acuden a un Quiropráctico son de tipo de problemas de espalda como lumbago, ciática, dolores de cabeza, dolor de cuello y hombros, así como hernias discales, protusiones, vértigos y mareos. Lo interesante para el paciente es que muchas otras cosas van mejorando con la Quiropráctica. La Quiropráctica no trata los síntomas sino que normaliza la función del sistema nervioso a través de corregir desarreglos en la columna vertebral, por eso es que se ven clínicamente mejorías con una amplia gama de enfermedades y síndromes.

¿Como qué? Como el asma, la artritis reumática, la hipertensión, y la depresión. También con espondilolistesis, Fibromilagia, el síndrome del túnel carpiano, cansancio crónico, y trastornos del sueño. próstata inflamada, infertilidad, algunos problemas digestivos, y algunos dolores de rodilla y de los pies. Alergias, hormigueos, ataques de pánico y lupus. Eneuresis, desarreglos de la menstruación y fobias. Estreñimiento y zumbidos del oído. También he experimentado pacientes que mejoran de la diabetes y junto con su médico de cabecera, pueden disminuir las dosis de insulina.

Tuve un caso de una mujer de 35 años que después de un acidente quedó con la secuela de que perdía el equilibrio cada vez que se reía. Llevaba así 4 años, y en 3 sesiones de Quiropráctica se le quitó para siempre.

Hernias y Discopatias de Columna Lumbares y Cervicales

 

 

Ver Más

Lumbago y Ciática

 



 

Ver Más

Artritis

 





Ver Más

Fibromialgía







Ver Más

Sindrome del túnel carpiano

 

 



Ver Más

Patologías articulares

 

 



Ver Más

Artrosis

 





Ver Más

Fibromialgía







Ver Más